domingo, 26 de marzo de 2017

Autopublicar libros en papel a través de Amazon

    Amazon tiene dos plataformas que permiten la publicación de un libro en papel:



    Este último es una novedad, ya que anteriormente era la plataforma que permitía a editores y autores publicar ebooks, pero no libros en papel. En la actualidad se ha sumado a la posibilidad de publicar en papel. Como ventaja respecto a la primera opción es que permite controlar la publicación en ebook y papel a través de una misma aplicación. Para los que no dominen el inglés, también podemos decir que CreateSpace está totalmente en inglés y KDP permite varios idiomas (entre ellos el castellano. Esto podría ser una característica sin importancia sino fuera porque CreateSpace no permitía poner algunos carácteres que no existen en inglés, como las tildes; así que en mi caso y para que sirve de ejemplo: soy "Gabriel Rodriguez Morales", en lugar de "Gabriel Rodríguez Morales", y mi obra era "Instrumentos de ejecucion de la pena de muerte", en lugar de "Instrumentos de ejecución de la pena de muerte".

    En ambas plataformas puede elegirse el tipo de papel, portada, el precio de venta al público... En definitiva, casi todos los detalles. Eso sí, le toca al autor-editor las labores de maquetación y corrección del libro; entre ellas, diseñar la portada. Por ello sería recomendable buscar algún profesional o, al menos, alguien experimentado que realice un trabajo de preparación antes de lanzarlo a la venta.

    ¿Cómo funciona el sistema de compraventa? Cuando algún comprador adquiere el libro on-line, las imprentas de Amazon se ponen a trabajar y "fabrican" (que mal me suena esa palabra para un libro) el ejemplar o ejemplares solicitados y se lo envían al comprador. No debemos olvidar que la misión principal de Amazon es vender y generar benficios, así que realiza unos cálculos sencillos: Regalías para el vendedor = 60 % del precio de venta - coste de impresión . Y el resto, para Amazon.

    Ventajas: casi todo el mundo es mercado para tu libro, buen porcentaje de regalías, la calidad de impresión es buena (no es para tirar cohetes, pero es aceptable) y permite el acceso a todos (editores profesionales y autores).

    Desventajas: despersonalización (Amazon no tiene el carácter de librería tradicional), no hay filtro que divida unas obras de otras, por lo que pueden encontrarse algunas obras de dudosa calidad y también "perderse" entre la inmensa cantidad de libros en venta.

    Bueno, ahí queda esta nueva opción que puede resultar interesante tanto para los editores profesionales como para aquellos que buscan autoeditar su libro.