sábado, 18 de julio de 2015

Qué portada elegir para tu libro en papel o ebook (II)

      En esta segunda entrada dirigida a elegir una portada para tu libro en papel o ebook voy a presentar la posibilidad de utilizar una o varias fotografías para dicha misión. Como ya dije en la anterior entrada, por razones morales y legales deberíamos elegir una fotografía de nuestra autoría, que haya sido cedida expresamente por el autor o que sea de dominio público.

      La imagen utilizada puede ocupar toda la portada e incluso exgenderse hasta la propia contraportada. Como ejemplo, voy a mostrar la portada de mi libro titulado Signifcado e historia de las calles y plazas del centro histórico de Cádiz. En esta obra, la portada y la contraportada está ocupada totalmente por una fotografía realizada por mi esposa que lleva por título Cádiz, desde el cielo. Naturalmente, la cedió para el libro y en las páginas interiores aparece reflejado que es ella la autora de la misma. Es necesario buscar un espacio en el que colocar de forma visible el título del libro y, si así se desea, el nombre del autor. En el caso de que se ponga el nombre del autor, lo preferible es que el tamaño de la fuente sea menor que el del título, aunque en algunos casos y cuando el autor es muy conocido (por ejemplo, véanse la mayoría de libros de Stephen King) es frecuente que el tamaño de la letra del nombre del autor supere al de la obra. En mi libro elegí el cielo para colocar el nombre del libro, del autor y una referencia al número de la edición (actualmente, la quinta); todo ello en la parte superior de la portada. El tipo de letra va a gusto del diseñador, aunque es importante que el color resalte suficientemente sobre el fondo.

      Otra posibilidad es elegir un fondo neutro y sobre ella colocar una fotografía o, como el caso que ahora presento, varias fotografías. Se trata del libro Historia de Cádiz en prosa y verso. Todas las fotos son de mi autoría y no están colocadas al azar, sino que siguen un orden que para evitar confusión de tonos que, en su momento, me pareció el más oportuno. De nuevo, como en caso anterior, el nombre del autor es bastante más pequeño que el de la obra. Sobre el fondo azul, me pareció que el color que mejor destacaba para las letras era el blanco que, además, podía suponer un buen contraste en relación al tono de varias de las pequeñas fotografías utilizadas. 

      En cuanto a las herramientas a utilizar es necesario una buena cámara de fotos (cámara digital, móvil, etc.) que aporte una imagen de buena resolución. Porteriormente, con algún programa editor de gráficos, así como con un buen editor de texto se puede hacer una portada bastante apañada, Aunque eso sí, es necesario tener cierta habilidad en el manejo de los mismos, porque a veces da más de un quebradero de cabeza,

      Hasta aquí esta segunda entrada dedicada a las portadas. Ppara ejemplificar algunos tipos de portada e utilizado alguna de mis obras, sin que eso signifiquen que sean el mejor ejemplo, pero sí uno más que espero le sea útil a quien haya navegado (o naufragado) hasta mi humide blog.

No hay comentarios:

Publicar un comentario