sábado, 26 de diciembre de 2015

El consumo cultural

Hacia una definición del “consumo cultural”:

      Podríamos definir el “consumo cultural” como aquel gasto realizado por una persona u hogar en bienes y servicios relacionados con una actividad creativa, artística, etc.; es decir, el gasto relacionado con todo lo que es denominado “cultura”. Una definición más concreta es la realizada por García Canclini, para quien sería «el conjunto de procesos de apropiación y usos de productos en los que el valor simbólico prevalece sobre los valores de uso y cambio, o donde estos últimos se configuran subordinados a la dimensión simbólica», esta definición, para el mismo autor, abarcaría «no sólo los bienes con mayor autonomía: el conocimiento universitario, las artes que circulan en los museos, salas de concierto y teatros. También abarca aquellos productos muy condicionados por sus implicaciones mercantiles (los programas de televisión) o por la dependencia de un sistema religioso (las artesanías y las danzas indígenas), pero cuya elaboración y consumo requieren un entretenimiento prolongado en estructuras simbólicas de relativa independencia» (1). Comprendería, por tanto, lo que Bordieu llama “alta cultura” (museos, teatros,…) y la “baja cultura” o “cultura popular” (p. ej., la televisión) (2)

      Frente a la definición de consumo cultural se encuentra la del “consumo”, más amplia que la anterior. “Consumir” podría ser definido como «adquirir o utilizar alguno de los bienes o servicios que produce una sociedad determinada con el fin de satisfacer unas necesidades inmediatas» (3). En todo caso, esta definición de consumo sería la más sencilla, ya que son múltiples las definiciones formuladas y éstas, a su vez, tienen matices dependiendo del contexto en el que hablemos (p. ej., no es lo mismo el consumo en macroeconomía que en microeconomía). En todo caso, el “consumo” incluye al “consumo cultural” como un tipo específico de consumo atendiendo al tipo de bienes y servicios. 

Los datos económicos del consumo cultural en España:

      La última estadística existente sobre el consumo de bienes y servicios culturales en España se extiende de los años 2006 a 2010. En dicha estadística podemos ver que, a pesar de la inflación, el consumo ha disminuido de 972,90 € por hogar en 2006 a 910,40 € en 2010. En especial, ha disminuido el consumo en “libros y publicaciones periódicas” (de 209,20 € a 162,60 € en el mismo periodo). También ha bajado el consumo en “servicios culturales” (286,50 € a 267,50 € en el periodo señalado), que agrupa cine, teatro, conciertos, museos, suscripciones y alquileres de vídeo o televisión. También se produjo una reducción en el apartado calificado como “otros bienes y servicios” (111,30 € a 61,90 € desde 2006 a 2010) y que incluye los instrumentos musicales, las reparaciones y los soportes para el registro de imagen, sonido y datos. El único apartado que ha subido es el denominado como “equipos y accesorios audiovisuales de tratamiento de la información e internet” (365,90 € en 2006 y 418,30 € en 2010). Este apartado de la encuesta incluye los equipos de imagen y sonido (televisión, vídeo y equipos de sonido) y los servicios relacionados con internet; dentro de dicho apartado, sin embargo, ha bajado el consumo de los equipos fotográficos y cinematográficos, el tratamiento de la información e internet y el material para el tratamiento de la información. En total, es el subapartado referido a los “servicios relacionados con internet” el que ha sufrido mayor incremento: de 95,40 € en 2006 a 172,60 € en 2010 (4)

    La rebaja en el consumo de bienes culturales ha supuesto una disminución de empleos relacionados con la cultura de 553100 personas ocupadas en dichas actividades y servicios a 508700 en 2010. En todo caso, el punto de inflexión se produjo en 2008, cuando alcanzó los 578300 empleados, acumulando hasta ese momento una subida de 174100 empleados desde el año 2000 (cuando eran 404200 los empleados) (5).

     En cuanto a la aportación al P.I.B. de las “actividades culturales” en nuestro país fue de 2,8 % en el año 2010, algo menor que la aportación en el año 2000, que fue del 3,1 %. De manera más amplia, las “actividades relacionadas con la actividad cultural” aportaron al P.I.B. de España un 3,7 %, mientras que en el 2000 fue de un 4,2 % (6). En definitiva, según la “Cuenta satélite de la cultura”, contenida en el último “Anuario de estadísticas culturales”, se ha producido a lo largo de estos últimos diez años una rebaja progresiva. En términos comparativos con otros países, debemos acudir a los últimos datos existentes teniendo en cuenta que no en todos los países se realizan las estadísticas con carácter anual. A modo de ejemplo, la importancia del sector cultural en el P.I.B. en España es menor al de Estados Unidos (en torno al 7,75 % según su último dato de 2001) o al de México (el 5,7 % según su último dato en 1998), pero muy superior al de otros países (en Perú era del 0,8 % en 2005) (6) y a la media europea (que era del 2,1 % en 2003).

“Consumo” vs. “Consumo cultural”:

     Siendo el “consumo cultural” una parte del “consumo” en sentido amplio es necesario hacer una comparativa entre ambos atendiendo a sus efectos. Dicha comparativa es clara en términos cuantitativos, ya que las actividades de prestación de bienes y servicios ajenos al “consumo cultural” es mucho mayor. Sin embargo, las ventajas de una ampliación del consumo cultural, incluso con su correspondiente disminución en el consumo del resto de sectores productivos, podría suponer una serie de beneficios más que destacables: 

- Por un lado, desde el punto de vista ecológico, muchos de los servicios y actividades culturales tienen carácter inmaterial y no suponen consumo de recursos naturales, que son limitados. Es cierto que algunas actividades culturales sí que consumen recursos naturales y generan contaminación. Por ejemplo, imprimir un libro conlleva consumir recursos que van desde el papel hasta la energía utilizada por las máquinas de la imprenta; pero este daño ecológico se reduce cuando se reutilizan productos o son reciclados, por ejemplo, el papel. En el caso de los libros digitales o ebooks, el daño ecológico se reduce considerablemente. También es escaso, por ejemplo, el daño a la naturaleza en el caso de un concierto o la representación de una obra de teatro, limitado casi en exclusiva al gasto energético.

- Otro beneficio del consumo de bienes y servicios culturales es el producido para la economía nacional, al menos en el caso de España. En un momento en el que la mayoría de los bienes tangibles provienen de Oriente, las actividades culturales son generalmente patrias o, en su defecto, de países con el mismo lenguaje y entorno cultural (hispanoamérica). En un momento como el actual, en el que el desempleo en España es de un 25,02 % (7) supondría una ayuda al empleo, pudiendo crearse nuevos empleos en el ámbito cultural o produciéndose una migración de unos sectores productivos a otros.

- Por último, si aumenta el consumo cultural, al menos dentro de lo que hemos llamado “alta cultura”, se produce una revalorización del sistema de méritos y capacidad en el mundo laboral. Damos por supuesto que las características del trabajo a desempeñar en la “alta cultura” supone cierta especialidad, además del esfuerzo empleado para adquirir las cualidades necesarias para realizarlo. Todo lo anterior sin tener en cuenta unas cualidades innatas que pueden ser imprescindibles para realizar actividades concretas (pensemos, por ejemplo, en un pintor o un poeta). Naturalmente, este planteamiento supone compartir la consideración de las actividades culturales como actividades superiores que exigen unas características que nos hacen mejorar como personas. El ejemplo que supondría un trabajo bien considerado y remunerado en el ámbito cultural sería ejemplarizante para el resto de la sociedad y, especialmente, para los jóvenes. En términos más generales y relacionado con lo anterior, el “consumo cultural” produciría un progreso cultural y humano. También en este caso partiríamos de la consideración de que el hombre sufre una evolución positiva a lo largo de los siglos ayudada por el desarrollo de varias facetas entre las que sobresaldría la cultura. 

      Como crítica al aumento del “consumo cultural” surgen voces que entienden que algunas actividades están sobrevaloradas, especialmente en lo relacionado con lo que hemos llamado “baja cultura”. Según estas opiniones, algunas profesiones, como los cantantes comerciales, los actores de cine o los presentadores de televisión, tienen un prestigio y reciben una remuneración exagerada y no proporcional al trabajo que desempeñan. En todo caso, esto es válido cuando hablamos de grandes productoras o editoriales, no así de las independientes o pequeñas, menos vinculadas al mundo comercial. 

A modo de conclusión:

     En los tiempos que corren es complicado reclamar un mayor consumo, sea del tipo que sea. Pero no estaría mal reducir el consumo de bienes materiales en pro de un “consumo cultural”. Por ejemplo, podríamos optar por no comprar aquel cachivache que hemos visto en una tienda y que, posiblemente, acabe en un rincón de la casa o en el trastero, cuando no en la basura. En su lugar, ¿por qué no adquirir un buen libro de una pequeña editorial, acudir a un concierto de música indie o comprar un bello cuadro de un pintor desconocido pero no por ello menos valioso? Seguro que la naturaleza, la economía nacional y la sociedad se lo agradecerá. 

1. GARCÍA CANCLINI, Néstor. Los estudios sobre Comunicación y Consumo: el trabajo interdisciplinario en Tiempos Neoconservadores. Revista Académica de la Federación Latinoamericana de Facultades de Comunicación Social. 

2. ENRIQUE ALONSO, Luis. La sociología del consumo y los estilos de vida de Bordieu. Cultura, desigualdad y reflexividad: la sociología de Bourdieu(pág. 164). Los Libros de la Catarata, 2003.

3. VV.AA. Sociopsicología del trabajo (pág. 206). Editorial UOC, 2006. 

4. Todos estos datos pueden corroborarse pinchando aquí.

5. La estadísitica detallada se encuentra aquí.

6. Estos y otros datos sobre la participación del sector cultural en el PIB pueden leerse en este enlace



viernes, 18 de diciembre de 2015

Como promocionar tu libro (II): Generación Kindle

    Si hace un tiempo escribí sobre la existencia de una página web (Leoebook) que permitía la promoción a los escritores de sus ebooks, hoy voy a hacer referencia a otra página que cumple el mismo cometido, aunque su presentación es diferente. Se trata de "Generación Kindle". Como su propio nombre indica, está específicamente dirigida a las obras publicadas a través de la plataforma de Amazon. Tiene una página web que puedes encontrar pinchando aquí



      Sin embargo, es más activa y se actualiza con más frecuencia su grupo en facebook. Es un grupo cerrado al que tienes que solicitar que te unan. El único incoveniente es que hay tantas "entradas" en la página de facebook que se renueva a mucha velocidad, por lo que hay ocasiones en las que a las pocas horas, una entrada queda relegada muy abajo debido a las nuevas incorporaciones; pero también es señal de que goza de buena salud y es muy visitado.


      En ambos casos, hay que agradecer a sus creadores que hayan creado la página y el grupo de facebook. Es una alternativa muy interesante para promocionar tus ebooks que hayan sido publicados en la Tienda Kindle de Amazon.

viernes, 6 de noviembre de 2015

El reconocimiento de una obra y su calificación como clásico

Frecuentemente, los Premios Nobel de Literatura han sido concedidos a autores desconocidos, de los que sólo al buscar por la inmensa fuente de información (a veces desinformación) que se encuentra en internet se logra saber algo del galardonado. Según palabras de Alfred Nobel, el premio debe otorgarse por la Academia Sueca «a quien haya producido la obra literaria más notable de tendencia idealista (el inom del som de la guarida litteraturen el idealisk har del utmärktaste i del det del producerat riktning)». No profundizaré en lo que Nobel consideraba como idealisk y los aspectos que la Academia tiene, en la actualidad, para otorgar los premios. Quisiera analizar la contraposición a veces existente entre el reconocimiento institucional, el popular y el de la crítica. Aunque muchos lo desconozcan, existen unas reglas que siguen los críticos a la hora de valorar una obra. A su vez, estas reglas varían según la corriente o escuela de crítica literaria, pero es relativamente frecuente que todas o la mayoría de las corrientes coincidan en calificar una obra de gran éxito de público como de deficiente calidad literaria. Evidentemente, no todos los best-sellers son malas obras, pero un crítico no fundamenta la calificación de la excelencia en las ventas o, ni siquiera, en el entretenimiento que pueda producir la obra cuando se lee. Quizás éste sea el motivo por el que obras  desconocidas son aclamadas por la crítica y no al revés. Pero a veces, la concesión de premios y las decisiones de la crítica se ven influenciadas por motivos ajenos a lo literario, de manera que, en ocasiones, son motivaciones políticas, económicas o personales las que han decidido la concesión de un premio. Entonces, una obra pasa sin pena ni gloria por las librerías para luego hacerse una segunda edición con mención en letras doradas del premio  conseguido. No sólo ocurre en la literatura, sólo hay que echar un vistazo a los Oscar de cine y su efecto en la afluencia de público a las salas o el crecimiento en alquiler de DVD. Una cosa está clara, de los tres reconocimientos que he mencionado: el institucional (concesión de premios), el de la crítica y el popular (best-seller), es este último el más efímero, quedando el primero para las hemerotecas y el de la crítica para las tesis. Ahora bien, ¿quién califica una obra como un clásico? No basta uno sólo de estos reconocimientos para configurar una obra como un clásico, pero en orden de importancia podríamos decir que el más importante sería el de la crítica, seguido por el institucional y, por último y con menos valor, el popular. El clásico es definido de manera simple como el modelo que merece ser imitado, pero hay algo más, es una obra que no pasa de moda. Para que no pase de moda debe tratar temas que correspondan a la naturaleza humana, que al ser universal e inmutable, hace que pueda leerse en toda época y lugar. Los temas a tratar pueden, según el tiempo o zona geográfica, tratarse de distinta manera, pero todos ellos comparten un sustrato común. Por este motivo, son múltiples las obras de valor intemporal. La lista sería demasiado extensa, pero valgan éstas como ejemplo:

- La Ilíada o la Odisea tratan ideas como el valor o el destino.

- El arte de la guerra trata sobre la guerra y la resolución de conflictos.

- La Celestina, acerca del amor y la codicia.

- Don Quijote, sobre los héroes y el intento de alcanzar diversos ideales, junto con múltiples temas más.

- Guerra y Paz, que trata sobre el amor, guerra, sociedad,...

         No importa si al leer la Ilíada aparecen referencias hacia la mitología griega, así como tampoco que en El arte de la guerra sus protagonistas sean japoneses de hace 2500 años. Su valor es intemporal. Poco importa que hubieran o no recibido premios (en esa época no existían) o se hubieran difundido más o menos, bastan su contenido y la forma de tratar diversos temas para que puedan tratarse como clásicos. Y esto me da que pensar: ¿hubo clásicos que no fueron publicados y se quedaron acumulando polvo en algún cajón? Posiblemente haya existido más de una obra que, por falta de medios u otros motivos, haya desaparecido o permanezca en silencio esperando que alguien decida pasar sus páginas y se deleite con su lectura.

Publicado originalmente en la Revista Cultural Tántalo nº 54 de diciembre de 2009 (ligeramente modificado en noviembre de 2015).

miércoles, 21 de octubre de 2015

En recuerdo del escritor Antonio Rodríguez Lorca (1940-2010)



      El 21 de abril de 2015 se cumplieron cinco años del fallecimiento del escritor Antonio Rodríguez Lorca. Quizás algunos de los que lean estas líneas lo conocieron en persona, mientras que otros no tuvieron ese privilegio. Yo tuve la oportunidad de conocerlo bastante bien por la sencilla razón de que era mi padre. 


ELEGÍA A ANTONIO RODRÍGUEZ LORCA

«Recuerde el alma dormida,
avive el seso y despierte
contemplando
cómo se pasa la vida,
cómo se viene la muerte (…)»

Coplas a la muerte de su padre.
Jorge Manrique.

No salen los versos, mucho me cuesta
el escribir sin negar lo evidente:
que marchose en hora triste y funesta
quedándose huérfano el mustio presente.

Ha quedado la pluma descompuesta
sin la mano que firme y dirigente
tensaba del corazón la ballesta
disparándonos su verso aplaciente.

Banquillo vacío en llantos le anhela,
su Huétor Tájar el Genil rebosa
de lágrimas que fluyen sin consuelo;

el fiel Tántalo a su capitán vela,
mas su familia espera lagrimosa
un poema con remite desde el Cielo.

Gabriel Rodríguez Morales

Publicado en la RevistaTántalo nº56 de junio de 2010


Breve semblanza biográfica.

Antonio Rodríguez Lorca nació en Huétor Tájar (Granada) el 7 de noviembre de 1940. Allí, cumplidos los seis años, asistió a la Escuela Pública. Terminados los Estudios Primarios comenzó los de Bachillerato, por libre, simultaneándolos con faenas de cabrero y labrador. En 1957 ingresó, voluntario, en el Ejército de Tierra, en Artillería, en la ciudad de Cádiz, entregándose a la vida castrense. En 1960 consiguió, tras dos años de prácticas y estudios, el Diploma de Profesor de Educación Física y Preparador y Árbitro de Balonmano. En 1976, inicio los estudios de Psicología a través de la Universidad Nacional de Educación a Distancia. En 1985 pasó a la reserva militar  y fijó su residencia definitiva, junto a su esposa, su hija y sus dos hijos, en la ciudad de Cádiz.

     Fueron  tres, aparte de su familia, los pilares que sustentaron su vida: la vida castrense, el deporte y la literatura.

Como militar, la disciplina y el esfuerzo guiaron su vida. No fue estricto, sino flexible, pero con la disciplina necesaria para conseguir sus objetivos, ayudándole a superar los retos que le presentaba la vida.  Aunque tuvo varios destinos, la mayor parte de su carrera estuvo  destinado en el cuartel de artillería de Camposoto (San Fernando). Alcanzó el grado de comandante. Además, unió la vida castrense a la deportiva, fomentando el deporte entre los muros de los cuarteles. Fue condecorado con la Cruz de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo en 1982, la Encomienda en 1990 y la Placa de la misma Orden en 1992.

Es considerado como el principal promotor del nacimiento del balonmano en Cádiz gracias a su labor en los años 60 del pasado siglo, participando en la fundación de la Federación Gaditana de Balonmano, de la que fue Secretario.  Al regresar de la academia militar de Toledo, donde aprendió las bases del deporte del balonmano (entonces desconocido en Cádiz), incentivó la práctica y conocimiento de este deporte, alcanzando las cotas actuales. El 15 de septiembre de 2000 fue homenajeado por la Delegación Gaditana de Balonmano en el desaparecido pabellón Portillo (Cádiz) por su labor como promotor del balonmano. Entrenó numerosos equipos, los pioneros de este deporte en nuestra ciudad. Además, era gran aficionado al fútbol, no sólo como espectador, sino como practicante y entrenador. Entre otros equipos, fue entrenador del Balón de Cádiz durante varios años.

En 1995 fundó la Asociación Cultural Tántalo y la Editorial Tántalo, de las que fue Presidente y alma mater durante toda su vida. Por razones de salud dejó el cargo el 26 de octubre de 2007. Desde esa fecha hasta su fallecimiento, ocupó el cargo de Presidente de Honor. La Asociación Cultural Tántalo sigue luchando por continuar la misión que le inspiraba por obra de su fundador, permitir el acceso a la cultura y la publicación de sus obras a aquellos que no gozan de las regalías del marketing de las grandes editoriales.

En el 2004 fue honrado con el título de Hijo Predilecto de Huétor Tájar, con la denominación de una de las calles de su pueblo, “Escritor Antonio Rodríguez Lorca”  y un Palco de la Casa de la Cultura de esta localidad, bajo el mismo epígrafe.

El 10 de enero del 2005 fue nombrado Ateneísta del Ateneo de Cádiz.

El 2 de marzo del 2007, en Barberà del Vallès (Barcelona) y coincidiendo con los actos de celebración del Día de Andalucía (28 de febrero), se celebró un homenaje en honor de Antonio Rodríguez Lorca

      Tras varios problemas de salud, falleció en Cádiz el 21 de abril de 2010.

      El 3 de julio de 2010 fue galardonado por la Federación Andaluza de Balonmano, a título póstumo, con un Premio Especial en reconocimiento a la labor que realizó en pro del balonmano.

Publicó diversos artículos periodísticos, entre los que destacan:

“Miguel Hernández, el poeta entre 1910 y 1942” (“Cádiz Información”, 1992).

- “El zéjel” (“Cádiz Información”, 1997).

- “Patrón de la Andalucía Poética en su Diván del Tamarit" (“Cádiz Información”, 1998).

Obras publicadas de poesía:

- “Acuérdate de Huétor Tájar” (1989)

- “Linde y Muerte” (1989)

- “Dos Andaluces en Poemas y Cantes”. Opúsculo Poético sobre la vida de Blas Infante y Federico G. Lorca (1996).

- Opúsculo poético sobre “Miguel Hernández Gilabert”,  (Editorial Tántalo, Cádiz, 1996).

- “Alcandoras” (1996).

- “Sala de espera del expreso al Parnaso” ( 2000).

- “Cóctel de luces y sombras”,  dos ediciones, donde se incluyen los poemarios “Poética del balonmano” y “Amistades de Eros” ;  y la novela corta, en prosa y poesía, “El templo de los espejos",  (2000).

- “Lo que sucedió y nunca volverá” (2001).

- “Cóctel de luces y sombras”, donde se incluyen los poemarios “Poética del balonmano” y “Amistades de Eros” (2000).

- “La poesía del balonmano vista desde Cádiz” (2007).

- “Antología Poética”, obra póstuma (2011).

Obras publicadas de prosa, ensayo y teatro:

- “Cóctel de luces y sombras”, donde se incluye la novela corta “El templo de los espejos" (2000).

- “Prisionero de la Luna, el Sol y las Estrellas Fugaces”, seis narraciones (2002).

- “Federico G. Lorca: su vida, su obra y mi crítica = F.G. Lorca, his life, his work and my criticism”, en prosa y poesía bilingües: español e inglés (2002).

- “La destrucción de Tájar” (2002).

- “Narración de una vida andaluza”, (2003).

- “Relato de un deprimido” (2004).

- “La felicidad del Alzheimer” (2005).

- “Las hipérboles andaluzas y Benigno” (2005).

Página web de Antonio Rodríguez Lorca: https://sites.google.com/site/antoniorodriguezlorca

sábado, 3 de octubre de 2015

Octubre, mes de la autopublicación en Amazon

      Amazon celebra en octubre el mes de la autopublicación y, por ello, ofrece descuentos especiales para determinadas publicaciones. El procedimiento que ha seguido Amazon es el siguiente: en primer lugar, Amazon manda un email al autor/agente/editorial en el que dice que ha preseleccionado algunos títulos y le pide la autorización para incluirlo en las distintas promociones; si el autor/agente/editorial responde afirmativamente, los títulos podrán participar en dichas promociones con la especial publicidad que les da Amazon (eso sí, la rebaja que da lugar al precio final la ponen ellos).

      Este mes puede ser un buen momento para aquellos que quieran comprar un ebook a buen precio. Es más, incluso puede considerarse que a veces Amazon "tira" los precios con tal de vender, de manera que la labor del autor resulta poco valorada económicamente.

      En mi caso, Amazon ha elegido los siguientes títulos:

1- Federico García Lorca: Vida y obras en cantes y poemas bigráficos (del que también es coautor mi padre, Antonio Rodríguez Lorca). El precio se ha rebajado de 2,99 euros a 0,99 euros.


2- Significado e historia de las calles y plazas del centro histórico de Cádiz. El precio se ha rebajado de 5,97 euros a 1,49 euros.


3- Historia de Cádiz en prosa y verso. El precio se ha rebajado de 2,99 euros a 0,99 euros.


      Los precios pueden cambiar según el cambio del dolar respecto del euro.


lunes, 28 de septiembre de 2015

Como promocionar tu libro (I): Leoebooks

      Esta entrada va dirigida a orientar como promocionar un libro. Hay varias maneras, desde las más tradicionales (acto de presentación, carteles en librerías, etc.) a las más novedosas (en las que internet es la protagonista).

      En esta ocasión os voy a comentar una de las que usa internet. Se trata de una página web en la que puedes promocionar tu libro. Es la página web Leoebooks y en ella puedes anunciar libros en formato ebook. La página web te ofrece la posibilidad de mostrar la portada, colocar una breve reseña del libro y la biografía del autor, decir en qué páginas web está a la venta (con la opción de decir el precio), mostrar las primeras páginas del libro o incluso ofrecerlo gratuitamente. Los lectores pueden valorarlo y poner comentarios.

      Aunque hay otras webs similares, he decidio comenzar con esta, que es de muy fácil manejo y está accesible a todos los autores, veteranos o noveles. 
      

      

domingo, 13 de septiembre de 2015

Misterio Non Stop: Nuevo blog dedicado al mundo del Misterio

      Tras un tiempo dándole vueltas al tema, acabo de crear un blog dedicado al mundo del Misterio en su más amplio sentido. Apto para escépticos y creyentes. Si quieres echarle un vistazo, pincha en http://misteriononstop.blogspot.com.es/

jueves, 27 de agosto de 2015

Página web de "Instrumentos de ejecución de la pena de muerte"

      Acabo de crear una web dedicada al futuro libro "Instrumentos de ejecución de la pena de muerte". En ella podéis leer algunas partes del libro (no todo entero, claro). Os agradezcola difusión de la página y, sobre todo, vuestra participación en el "crowdfunding"-mecenazgo oara que el libro pueda ver la luz a través de la página Lanzanos accesible en el siguiente enlace.


miércoles, 12 de agosto de 2015

Mecenazgo-Crowdfunding de "Instrumentos de ejecución de la pena de muerte"

      Acabo de presentar un proyecto de "crowdfunding" en la página Lanzanos accesible a través del siguiente enlace. En ella presento la posibilidad de colaborar en la edición de un proyecto titulado "Instrumentos de ejecución de la pena de muerte". 

      La pena de muerte es, seguramente, la condena más polémica de todas las existentes. Sin embargo, este libro no analiza si dicha pena es moral o no, sino los medios de ejecución utilizados. El fomento de internet ha posibilitado la publicación de imágenes y vídeos explícitos para satisfacer el oscuro interés de muchas personas por ver el sufrimiento de otros. Este interés no es nuevo, ya que a lo largo de la historia las ejecuciones fueron concurridos espectáculos públicos. Pero este libro carece de intención morbosa por parte del autor, motivo por el que se ha evitado incluir imágenes que, por ser demasiado explícitas o violentas, pudieran dar a entender que tienen otro ánimo distinto del ilustrativo. A un lado podéis ver la portada, que es una versión de Andrés Morales Pérez de Ejecución  a garrote de un asesino en Barcelona en 1873, de la serie Viaje por España (1874). Obra de Gustave Doré (1832-1883).


      
      Históricamente, se pasó de una ejecución privada o familiar a una ejecución impuesta por la autoridad del clan, el imperio o el estado. Este libro se centra en estas últimas, aunque en algunos casos se haga referencia a algunas formas o variantes utilizadas en ámbitos menos institucionalizados. De los múltiples medios utilizados, algunos han resultado ser especialmente cruentos y dirigidos a aumentar el sufrimiento de la víctima. Los procedimientos de ejecución eran precedidos, en muchos casos, de tortura; pero el tormento sólo es analizado de soslayo, puesto que sería un tema para tratar en otro libro. 


      El proyecto nace con la misión de promover el conocimiento de los instrumentos de ejecución para que el lector se haga una idea de los distintos medios y su evolución histórica. Todo ello en aproximadamente 160 páginas minuciosamente documentadas. El estudio de la legalidad de la pena de muerte pertenece al mundo del derecho y por ello hay varias referencias legales y jurídicas, desde el Código de Hammurabi hasta los modernos códigos penales. El problema de la moralidad de la pena capital pertenece a la ética o a la moral, aunque se prescinde, en la medida de lo posible, de las referencias morales explícitas; en todo caso, el estudio sociológico que se realiza en el libro no puede obviar éstas de manera completa. La finalidad principal del libro es la difusión histórica, antropológica y sociológica desde un punto de vista neutro, aunque el conocimiento de los instrumentos utilizados a lo largo de la historia quizás refuercen o modifiquen la opinión del lector ante la pena de muerte.

      El destino principal de lo recaudado se dirigirá a las funciones de impresión y edición de la obra. En el caso de que se recaude más del 100 % de lo solicitado se destinará, en primer lugar, a la impresión de más ejemplares y a labores de distribución y, por último, a labores de publicidad y difusión. No se trata de "hacer negocio", sino de fomentar el conocimiento mediante la fórmula del mecenazgo y permitir que el proyecto vea la luz y pueda ser difundido. 

      Se establecem varias formas de colaborar: ayuda altruista de 1 euro (o más); 10 euros y a cambio recibirías un ejemplar del libro; 12 euros y recbirías un ejemplar dedicado del libro; 16 euros y recibirías un ejemplar dedicado del libro y tu nombre aparecería en la seccón de "Agradecimientos"; 27 euros y recibirías a cambio dos ejemplares del libro dedicados y tu nombre saldría en la sección de "Agradecimientos". Todo ello a través del enlace de la web Lanzanos.


martes, 21 de julio de 2015

La Asociación Cultural Tántalo

      Esta entrada va dedicada a la Asociación Cultural Tántalo, edtidad que tuve el honor de presidir desde 2007 hasta 2014.
 
       La Asociación Cultural Tántalo nació en 1994, cuando un grupo del arte y la cultura en sus distintas facetas. El presidente y alma mater desde sus inicios fue mi padre, Antonio Rodríguez Lorca (1940-2010). Él dirigió la asociación con el fin principal de permitir que la voz de aquellos que no gozan del padrinazgo de las grandes editoriales o no poseen los medios económicos suficientes, puedieran tener un lugar donde su voz sea escuchada. Y para ello, lo que nació siendo una tertulia de poetas consiguió celebrar conferencias, publicar una revista con carácter trimestral y una Colección de Libros. En 2007 y por razones de salud, Antonio Rodríguez Lorca dejó el cargo de pesidente y los socios me eligieron a mí como sucesor. Intenté cumplir dicha misión lo mejor que pudé hasta el año 2014, cuando Rafael Arauz se hizo con el timón de la misma, dirigéndola con excelente acierto.

      Desde aquí os invitó a saber algo más de la Asociación Cultural Tántalo visitando su página web y su página en facebook.  

sábado, 18 de julio de 2015

Qué portada elegir para tu libro en papel o ebook (II)

      En esta segunda entrada dirigida a elegir una portada para tu libro en papel o ebook voy a presentar la posibilidad de utilizar una o varias fotografías para dicha misión. Como ya dije en la anterior entrada, por razones morales y legales deberíamos elegir una fotografía de nuestra autoría, que haya sido cedida expresamente por el autor o que sea de dominio público.

      La imagen utilizada puede ocupar toda la portada e incluso exgenderse hasta la propia contraportada. Como ejemplo, voy a mostrar la portada de mi libro titulado Signifcado e historia de las calles y plazas del centro histórico de Cádiz. En esta obra, la portada y la contraportada está ocupada totalmente por una fotografía realizada por mi esposa que lleva por título Cádiz, desde el cielo. Naturalmente, la cedió para el libro y en las páginas interiores aparece reflejado que es ella la autora de la misma. Es necesario buscar un espacio en el que colocar de forma visible el título del libro y, si así se desea, el nombre del autor. En el caso de que se ponga el nombre del autor, lo preferible es que el tamaño de la fuente sea menor que el del título, aunque en algunos casos y cuando el autor es muy conocido (por ejemplo, véanse la mayoría de libros de Stephen King) es frecuente que el tamaño de la letra del nombre del autor supere al de la obra. En mi libro elegí el cielo para colocar el nombre del libro, del autor y una referencia al número de la edición (actualmente, la quinta); todo ello en la parte superior de la portada. El tipo de letra va a gusto del diseñador, aunque es importante que el color resalte suficientemente sobre el fondo.

      Otra posibilidad es elegir un fondo neutro y sobre ella colocar una fotografía o, como el caso que ahora presento, varias fotografías. Se trata del libro Historia de Cádiz en prosa y verso. Todas las fotos son de mi autoría y no están colocadas al azar, sino que siguen un orden que para evitar confusión de tonos que, en su momento, me pareció el más oportuno. De nuevo, como en caso anterior, el nombre del autor es bastante más pequeño que el de la obra. Sobre el fondo azul, me pareció que el color que mejor destacaba para las letras era el blanco que, además, podía suponer un buen contraste en relación al tono de varias de las pequeñas fotografías utilizadas. 

      En cuanto a las herramientas a utilizar es necesario una buena cámara de fotos (cámara digital, móvil, etc.) que aporte una imagen de buena resolución. Porteriormente, con algún programa editor de gráficos, así como con un buen editor de texto se puede hacer una portada bastante apañada, Aunque eso sí, es necesario tener cierta habilidad en el manejo de los mismos, porque a veces da más de un quebradero de cabeza,

      Hasta aquí esta segunda entrada dedicada a las portadas. Ppara ejemplificar algunos tipos de portada e utilizado alguna de mis obras, sin que eso signifiquen que sean el mejor ejemplo, pero sí uno más que espero le sea útil a quien haya navegado (o naufragado) hasta mi humide blog.

miércoles, 27 de mayo de 2015

Qué portada elegir para tu libro en papel o ebook (I)

    Lo primero que vemos en un libro, ya sea en formato ebook o papel, es la portada. Posteriormente suele ojearse para o leer la reseña para ver si interesa o no. Pero nadie duda del papel que juega la portada en la difusión de una obra. En muchos casos, los autores (aficionados o profesionales) suelen dejar la decisión de la portada en manos de la editorial o de personas más "experimentadas", pero en el caso de que estemos autopublicando, esa responsabilidad suele recaer en el autor (sin perjuicio de que pida consejo a otros).

    Como es lógico, deben estar relacionados el título, el contenido y la portada. Para ello es preferible prescindir de relaciones conceptuales demasiado subjetivas que sólo conoce el autor. Si queremos que una portada "entre por los ojos", lo mejor es elegir una imagen (dibujo, pintura o fotografía), aunque también hay portadas que se presciden de imágenes y juegan con el tipo, tamaño y color de la letra en relación con el fondo de la portada con muy buenos resultados.

  Empezaré contando como decidí la portada de El terror llama a tu Kindle, que contiene cinco relatos de suspense y terror. No fue mi primera obra publicada ni mi primera obra subida a Amazon para su venta en la plataforma Kindle, pero sí la primera obra de relatos que subí a Amazon (por cierto, que ya tengo avanzada una segunda parte).

   Evidentemente, si queremos hacer las cosas bien, debemos elegir una imagen que no tenga derechos de autor o, si los tiene, pedir su autorización al propietario de los mismos. En este caso, elegí un detalle de una obra de Francisco de Goya que, por el tiempo transcurrido desde su fallecimiento, es de dominio público. Un compañero me dijo que era un poco chocante que el título hablara de un aparato tecnológico contemporáneo como el Kindle y, sin embargo, la imagen fuera del siglo XIX. Pero yo creo que, precisamente, lo chocante de ambas combinaciones era una buena opción; quizás no la mejor, pero seguro que no la peor. Además, si quieres crear desasosiego, nada mejor que algunas de las pinturas de Goya más siniestras. En este caso, es un detalle de "Fraile hablando con una vieja". Después, bastó realizar una pequeña tarea de edición con el Photoshop (vale otro programa similar) basta para ensombrecer alguna zona, dar más brillo a otras e incluir el título. Decidí que mi nombe y apellidos pasara bastante desapercibido en un lateral izquierdo. En el caso de Stephen King u otros autores de renombre el propio nombre del autor es más grande en tamaño y ocupa una posición más privilegiada que el título del libro. Pero como mi nombre y apellidos no vende por sí sólo ni me considero una persona egocéntrica, preferí colocarlo en un lugar disimulado. También hay casos en los que algunos autores noveles deciden que su nombre no aparezca en el título, opción totalmente respetable.

Más adelante, os contaré otras opciones a la hora de elegir una portada que, como dije antes, es lo primero que ve el lector. 

martes, 26 de mayo de 2015

¿Cómo nació este blog?

       A la pregunta de cómo nació este blog hay una respuesta poco común: en virtud de un curso de formación de mi trabajo. La verdad es que la idea de crear un blog donde narrar mi humilde experiencia como escritor aficionado con la idea principal de ayudar a otros que se encuentran en la misma situación me rondaba la cabeza desde hace tiempo, pero el impulsor definitivo fue un curso del Instituto Andaluz de Administración Pública. Sí, así como están leyendo. Una de las tareas del curso es realizar un blog, así que me he puesto manos a la obra. Desde aquí animo a todos los lectores (incluidos el tutor y los alumnos del curso) a que realicen los comentarios que deseen. Asimismo, todos los demás que por caprichos del destino hayan arribado a este blog, quedan invitados a comentar en el mismo.

lunes, 25 de mayo de 2015

Bienvenidos a mi blog

    Bienvenidos a mi blog. Este es el blog de un escritor aficionado. Como aficionado, no vivo de la escritura (ojalá pudiera...), pero es una de mis grandes aficiones. Para no ser maleducado, lo primero que debo hacer es presentarme:

    Soy Gabriel Rodríguez Morales y nací en Cádiz en 1978, soy funcionario en activo de la Junta de Andalucía y personal laboral del Estado en situación de excedencia. Soy hijo del escritor Antonio Rodríguez Lorca y hermano del, también escritor, Antonio Rodríguez Morales. He escrito poesía, prosa y ensayos sobre distintas materias. He colaborado en distintas publicaciones (Azahar, Amalgama, etc.) y, especialmente, en la Revista Cultural Tántalo.  Soy autor de un libro de relatos titulado El terror llama a tu Kindle que se encuentra disponible en Amazon en formato ebook. Tambien he publicado un libro que, a modo de ensayo histórico-urbanístico, analiza las calles y plazas del centro histórico de Cádiz, titulado Significado e historia de las calles y plazas del centro histórico de Cádiz. Sigo trabajando en este libro para futuras ediciones ampliadas y actualizadas. Además, en estos momentos, estoy dedicado al mismo tema, pero sobre las calles y plazas del extramuros gaditano. En el año 2014 publiqué Historia de Cádiz en prosa y verso, obra en la que uno el ensayo con la poesía al realizar un recorrido poético y lírico por la historia de Cádiz. En 2015 publiqué en Amazon, en formato ebook, Federico García Lorca: vida y obras en cantes y poemas biográficos, donde analizo la vida y obra del poeta granadino junto a una recopilación de poemas y cantes flamencos biógraficos creados por Antonio Rodríguez Lorca. Y no puedo terminar esta breve semblanza sin hacer referencia a la Asociación Cultural Tántalo, de la que fui presidente entre 2007 y 2014.

    En sucesivas entradas espero ir contando cosas menos egocéntricas que esta primera entrada. En sucesivas entradas espero poder contaros cosas mucho más interesantes en lugar de hablar de mí. pero como dije antes, sería de mala educación no presentarme en la primera ocasión que nos conocemos.